Sus orígenes se remontan a los tiempos del virreinato Español, antes de introducirse el acordeón y el bajo sexto, el violín era el instrumento principal de la música popular en ese entonces. Después de que México se independizó, la música fue tocada en fiestas, fandangos y festividades expandiéndose rápidamente por el norte del país. Poco después, a mediados del siglo XIX, inmigrantes checos y de otras zonas de Europa que llegaron a instalarse en el norte de México (actualmente el sur de EEUU) aportaron ritmos tales como la polka e instrumentos como el acordeón. Poco a poco fueron adaptándose estos elementos para llegar a lo que hoy conocemos como “Música Norteña” así denominado porque predominaba en la parte septentrional de México.



Después de la segunda mitad del siglo XX hubo grupos que hicieron popular la Música Norteña en el resto de México tales como: Piporro, Los Montañeses del Álamo, Ramón Ayala, Cornelio Reyna, Los Invasores de Nuevo León, Los Cadetes de Linares, Luis y Julián, Carlos y José, y Los Rancheritos del Topo Chico.


En la década de los 80´s y 90´s grupos como “Los Tigres del Norte” e “Intocable” dieron un gran giro al género Norteño agregando estilos de cumbia y rock en sus ensambles musicales.